ORTOQUERATOLOGÍA Y MIOPÍA EN LOS NIÑOS

ORTOQUERATOLOGÍA Y MIOPÍA EN LOS NIÑOS

La miopía es uno de los trastornos oculares más comunes en todo el mundo, con una prevalencia de 20 a 50 por ciento en EE.UU y Europa y 70 por ciento o más en el Este de Asia y por razones que aún no están del todo claras, la miopía infantil ha aumentado a proporciones epidémicas en los últimos años, especialmente en Asia. Esta miopía persiste en la edad adulta y, en los casos más graves, es un factor de riesgo para las enfermedades oculares tales como cataratas, glaucoma y desprendimiento de retina.

Según una revisión de investigaciones publicada en Optometry and Vision Science, la ortoqueratología tiene un efecto significativo en el retraso de la progresión de la miopía en los niños, éste es un enfoque de tratamiento relativamente nuevo, en el que el niño lleva lentes de contacto personalizados durante la noche. Con el tiempo, los lentes para ortoqueratología actúan para guiar el crecimiento del ojo, similar a la utilización de un "retenedor" dental para enderezar los dientes. Estudios previos han reportado resultados alentadores en el retraso de la progresión de la miopía con ortoqueratología.

Liderado por Xing-Rong Wang, MD, del Hospital de Ojos Afiliado de la Universidad de Shandong de Medicina Tradicional China en Jinan, China, los investigadores analizaron datos agrupados de estudios previos de ortoqueratología. "Llegaron a la conclusión, con una confianza aún mayor, que la ortoqueratología sin duda disminuye la progresión de la miopía y retarda el crecimiento de la longitud axial del ojo", comentó Anthony Adams, OD, PhD, Editor en Jefe de Optometry and Vision Science.

El Dr. Wang y sus colegas analizaron siete estudios previos de ortoqueratología para tratar la miopía en los niños, cinco de ellos se realizaron en el Este de Asia.

Los siete estudios incluyeron datos sobre 435 niños con miopía leve a moderada, con edades entre seis y 16 años. Todos los estudios evaluaron la longitud axial, una medida clave del crecimiento del ojo, específicamente de interés relacionada con el desarrollo de la miopía. Los investigadores utilizaron un método llamado meta-análisis para poner en común los resultados del estudio de las publicaciones que revisaron.

Como era de esperar, con o sin la ortoqueratología, la longitud axial aumentaba a medida que los niños crecían. Sin embargo, después de dos años, el incremento de la longitud axial fue significativamente más lento en los niños tratados con ortoqueratología. La diferencia promedio (media ponderada) entre los grupos fue de aproximadamente un cuarto de milímetro.

Ese cambio pequeño pero significativo fue consistente con los efectos de la ortoqueratología en frenar la progresión de la miopía. Una medida alternativa de crecimiento del ojo (profundidad de la cámara vítrea) mostró una diferencia similar entre los grupos.

Los investigadores Eye and vision han estado trabajando en nuevos enfoques de tratamiento óptico para frenar la progresión de la miopía. La ortoqueratología es un enfoque prometedor; otros incluyen diseños de lentes de contacto que modifican el foco en la retina periférica.

La nueva revisión y meta-análisis apoya la eficacia de la ortoqueratología en la producción de al menos cierta reducción en la tasa de progresión de la miopía. "Lo más crucial para retardar la progresión de la miopía es el efecto retardador el crecimiento del ojo, no sólo la remodelación de la córnea", dice el doctor Adams.

Esta es una importante fuente de información, ya que sigue habiendo dudas en cuanto al mecanismo por el cual la ortoqueratología trabaja para controlar el crecimiento del ojo miope. El Dr. Wang y co-autores hacen hincapié en la necesidad de estudios adicionales para hacer frente a este problema, así como ensayos aleatorios a gran escala para evaluar sus beneficios a largo plazo.