CONFIANZA EN LA ADAPTACIÓN DE LC EN NIÑOS

Según una revisión en la edición de junio de Optometry and Vision Science, la revista oficial de la American Academy of Optometry, la evidencia disponible sugiere que los lentes de contacto blandos pueden ser prescritos con seguridad a niños y adolescentes, sin aumento en los efectos adversos en comparación con los adultos. El riesgo de problemas de seguridad causados por el uso de lentes de contacto blandos puede incluso ser menor en los niños más pequeños en comparación con los adolescentes, lo que posiblemente refleje una menor tasa de comportamientos asociados con un mayor riesgo de complicaciones, sugiere Mark A. Bullimore, MCOptom, PhD, FAAO, de la Facultad de Optometría de la Universidad de Houston. "En la última década, ha habido un creciente interés en la adaptación de los niños con lentes de contacto", escribe el Dr. Bullimore. Estudios recientes han mostrado como los lentes de contacto multifocales podrían prevenir o retardar la progresión de la miopía en los niños. Los lentes de contacto también pueden mejorar la autoestima y la calidad de vida en niños y adolescentes. El Dr. Bullimore realizó una revisión exhaustiva de la investigación para identificar estudios previos sobre la seguridad de los lentes de contacto blandos para niños y adolescentes. El análisis se centró en los signos de una posible inflamación/infección llamada "eventos infiltrantes corneales". Aunque estos eventos suelen ser leves, alrededor del cinco por ciento son una infección grave llamada queratitis microbiana. Los datos de más alta calidad provienen de nueve estudios prospectivos que incluyeron 1.800 "pacientes-años" de uso de lentes de contacto blandos en pacientes de 7 a 19 años. El análisis de los datos reunidos de nueve estudios prospectivos encontró una baja tasa de eventos infiltrantes corneales: 136 eventos por 10.000 años. Un gran estudio retrospectivo sugirió que la tasa de estos eventos fue menor en los niños más pequeños: 97 por 10.000 años en niños de 8 a 12 años, en comparación con 335 por 10.000 años en adolescentes de 13 a 17 años. La queratitis microbiana fue infrecuente, y no se informaron casos en los estudios prospectivos. Un estudio retrospectivo no informó ningún caso de queratitis microbiana en niños más pequeños. En los adolescentes, la tasa de queratitis microbiana fue de 15 casos por 10.000 personas - similar a la reportada en adultos. El mayor riesgo de complicaciones en pacientes mayores parecía estar relacionado con factores de riesgo conductuales, como ducharse y dormir con los lentes de contacto blandos. Todos los lentes de contacto blandos aprobados para el uso diario y durante la noche no tienen restricciones de edad, lo que sugiere que son seguros en niños y adultos. La nueva revisión trató de examinar de cerca las pruebas que apoyan el uso de estos productos en pacientes más jóvenes. La evidencia disponible proporciona seguridad en cuanto a los lentes de contacto blandos en niños y adolescentes. El Dr. Bullimore escribe: "El panorama general es que la incidencia de eventos infiltrantes corneales en niños no es mayor que en adultos y en el rango de edad más joven, puede ser notablemente menor". Y añade: "La supervisión de los padres también puede ayudar a mitigar los riesgos". Pero la revisión también destaca algunas limitaciones significativas de la evidencia sobre la seguridad de lentes de contacto en pacientes más jóvenes. El Dr. Bullimore enfatiza la necesidad de una investigación más completa y rigurosa, particularmente con la tendencia hacia un mayor uso de lentes de contacto para el control de miopía. Fuente Wolters Kluwer Health Imagen tomada de: http://clce.mx/wp-content/uploads/2016/08/pediatrica-300x201.png
Franja Visual Radio
close

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time