GOOGLE GLASS AYUDARÍA A NIÑOS CON AUTISMO

GOOGLE GLASS AYUDARÍA A NIÑOS CON AUTISMO

Los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de trastornos del desarrollo que incluyen las siguientes características:

Problemas de larga duración con la comunicación e interacción social en diferentes contextos (por ejemplo, dificultad en la interpretación de las expresiones faciales)

Comportamientos repetitivos o no querer cambios en la rutina diaria

Síntomas que comienzan en la primera infancia, por lo general, en los primeros 2 años de vida

Síntomas que hacen que la persona necesite ayuda en su vida diaria

El uso de un dispositivo que identifica las expresiones faciales de otras personas puede ayudar a los niños con autismo a desarrollar mejores habilidades sociales, según demostró un estudio piloto de Stanford, donde los científicos descubrieron que una aplicación de teléfono inteligente junto con unas Google Glass puede ayudar a los niños a comprender las expresiones faciales.

La investigación, que se publicó en NPJ Digital Medicine, involucró a 14 niños de entre tres y 17 años con un diagnóstico de autismo clínicamente confirmado.

Los niños utilizaron una aplicación diseñada por Stanford que proporciona pistas en tiempo real sobre las expresiones faciales mientras usan Google Glass.

A medida que el niño interactúa con los demás, la aplicación identifica las emociones de la persona a través de un parlante o una pantalla.

El equipo de investigación descubrió que después de entre uno y tres meses de uso regular, los padres informaron que sus hijos hicieron más contacto visual y se relacionaron mejor con los demás.

Hay planes para un ensayo aleatorizado más grande de la terapia y la Universidad de Stanford ha presentado una solicitud de patente para la tecnología.

Más información sobre el proyecto está disponible en línea en http://autismglass.stanford.edu