Policarbonato, más de 30 años en la industria oftálmica

Policarbonato, más de 30 años en la industria oftálmica

El policarbonato es sin duda uno de los materiales más reconocidos en Latinoamérica, aunque existen otros en el mercado con muy buenas propiedades. Pero ¿Cómo llegó al mercado óptico? ¿Cuáles son sus características? ¿Por qué este material es uno de los más solicitados? ¿Debe seguir siendo el material más utilizado? Son cuestiones que se quieren abordar con el fin de ayudar a determinar qué es lo mejor para el paciente.

 

 

¿CÓMO LLEGÓ EL POLICARBONATO AL MERCADO ÓPTICO?

En principio este material no fue desarrollado para la industria óptica. En la década de los 50 la empresa General Electric desarrolló una cadena de polímeros entrelazados llamada “policarbonato”. La industria comienza a utilizarlo debido a su buena resistencia al impacto y a las temperaturas elevadas. Es introducido al mercado en los años 80 en el sector industrial con el uso de lentes de seguridad. En la actualidad también es utilizado en botellas de agua, licuadoras, discos compactos, computadoras, escudos de policía, y por supuesto en la industria óptica, entre otras aplicaciones.

VENTAJAS VS DESVENTAJAS

Entre las principales ventajas que ofrece el material está la resistencia al impacto y a la temperatura, no se oxida con el tiempo, es liviano, tiene un índice de refracción medio que lo hace más delgado que otros materiales y tiene protección contra la radiación ultravioleta, todo esto permite que el usuario se sienta cómodo y seguro con sus lentes. Otras ventajas de este material están ligadas al precio y a la buena disponibilidad de diseños pues se encuentra en lentes visión sencilla, bifocales, progresivos y ocupacionales.

Aunque también tiene desventajas, una de las principales es el número Abbe que en el caso del policarbonato es de 30, esta es una medida de la dispersión cromática del material, los valores elevados de Abbe indican menor dispersión que los valores menores que son los menos deseables óptimamente.

Éste no es un problema para la mirada al frente, sólo fuera del eje visual se ve afectada la visión por la aberración cromática, que se puede presentar de dos formas: longitudinal y transversal. La longitudinal es la variación de posición de la imagen según la longitud de onda incidente y la transversal es la formación de imágenes de distinto tamaño para cada longitud de onda, que el usuario la percibirá como halos coloreados alrededor de la imagen, como contornos de arco iris en los objetos vistos a través de la periferia de los lentes y pueden afectar la agudeza visual, ya que se percibe lateralmente como una iridiscencia en todos los contornos.

Los efectos de la dispersión cromática no son tan evidentes en los exámenes visuales con optotipos de Snellen porque en estos lo que se hacen es cuantificar la cantidad de visión, pero para evaluar la calidad se deben utilizar los test de sensibilidad al contraste, donde seguramente se notaría más la disminución de la visión.

Para disminuir este efecto se debe tener cuidado en la selección de la montura en cuanto a forma, tamaño y ángulo pantoscópico. Usar el diseño adecuado del lente oftálmico y tratar de centrarlo horizontal y verticalmente. Adaptar monturas con la menor distancia al vértice posible, pues a mayor distancia vértice, mayor distancia del centro óptico al punto visual para una rotación particular del ojo. Así que la adaptación de los lentes debe ser lo más cerca posible a los ojos, para mantener los puntos visuales cerca del centro óptico, lo cual minimiza los efectos de la aberración cromática.

 

Por otro lado es un material que es complejo de procesar pues hay más desgaste en el uso de insumos y herramientas utilizadas en la maquinaria, en comparación con otros materiales, porque hay que recordar que éste inicialmente fue utilizado para otras industrias y no para el sector óptico. Igualmente se raya muy fácil de forma que se hace necesario utilizar un tratamiento antirayado o endurecido para evitar rayaduras, no se deja colorear fácilmente, tiene baja resistencia química, por ejemplo los productos que se utilizan para la limpieza que contienen alcohol isopropilico puede dañarlo y disminuir su vida útil. El estrés residual de fabricación es otro punto importante. En el proceso de fabricación del policarbonato lo que se hace es elevarlo a temperaturas muy altas en la inyección del material y eso genera un estrés en la fabricación. Las tensiones se pueden observar a través del polariscopio, se notan como unas manchas en el lente. En algunos casos puede molestarle al paciente, pero en la mayoría de los casos no afecta.

 

¿POR QUÉ SE VENDE TANTO EL POLICARBONATO?

Como es un material que se prescribe con frecuencia, en la mente del paciente está más posicionado que otros materiales disponibles en los laboratorios con los que cuenta el profesional para recomendar dependiendo de las necesidades y requerimientos de los pacientes, lo cual limita el beneficio de éstos y la oportunidad de venta en el establecimiento. Y claro el que sea un material con bastante demanda hace que se disminuya el costo de la materia prima. Entonces el policarbonato sigue siendo el material de referencia, está vigente y lo va a estar por mucho tiempo por su precio y disponibilidad. Además, para introducir otros productos con mayores beneficios para el paciente es necesario, un trabajo adicional de los especialistas de la visión, para hacer comprender al paciente que el policarbonato no es siempre la mejor alternativa para su caso.

¿SE DEBE SEGUIR OFRECIENDO EL POLICARBONATO PARA LENTES OFTÁLMICOS?

 

Si el policarbonato puede ser una alternativa para los niños o las personas que usan anteojos durante la práctica del deporte u otras actividades que puedan causar lesiones en los ojos, es un material seguro y de hecho está avalado por la norma internacional ANSI Z87.1 del 2010. Sin embargo el Trivex, cumple con los mismos estándares de seguridad que los lentes de policarbonato, con menos problemas de visión, pero en las ópticas es más costoso. Como el policarbonato es un material que no se deja estirar mucho y no es muy flexible, en las monturas tres piezas, puede haber fisuras porque cuando el usuario se quita las gafas, que generalmente lo hace con una sola mano, el lente se somete a presión y toda la fuerza recae en un solo punto que es en la perforación y por allí se puede fisurar; en el laboratorio se nota generalmente que la fisura se hace en la parte temporal del ojo izquierdo esto obedece a que la mayoría de usuarios son diestros, se quitan las gafas con la mano derecha y la fuerza recae en la parte temporal del lente izquierdo. En los laboratorios hay otras opciones para armazones de tres piezas con materiales como Futurex G2 o Trivex, estos materiales son más flexibles, incluso hay materiales que aguantan hasta 84 kg que son los de alta tensibilidad.

CONCLUSIÓN

De esta manera se puede observar que el policarbonato es un material que sigue vigente en el mercado óptico por la resistencia al impacto, el precio y la disponibilidad que son los atributos más fuertes. El bajo número Abbe del policarbonato que conlleva a un valor más alto de dispersión cromática es una de sus principales deficiencias. Es un material muy popularizado y posicionado en la mente del consumidor y el especialista, lo que ha hecho que sea uno de los materiales más vendidos por los laboratorios en Latinoamérica. Sin embargo la estrategia de los laboratorios en la actualidad es dar a conocer que hay otros materiales y tecnología más allá del CR 39 y el policarbonato, que son materiales buenos, pero hay alternativas con atributos que podrían ser de mayor beneficio para la mayoría de los pacientes. Todos los productos tienen sus beneficios y perjuicios, el objetivo del especialista de la visión es volverse un experto en lentes oftálmicos, porque la finalidad de éste es ofrecer a cada paciente un producto y solución a sus necesidades. Al conocer con profundidad la técnica y las características de cada material se puede tener argumentos más fuertes a la hora de recomendar un producto y poder satisfacer las necesidades del paciente.

REFERENCIAS:

• Perdomo C., Bohórquez J. Ciencia y Tecnología para la salud Visual y Ocular. Enero-junio 2006;6. • Entrevista a Sebastián Bejarano O.D. Director de Formación y desarrollo de Producto Servioptica • Paola Hurtado, Gerente Comercial de Younger Optics • Luis Fernando Estrada O.D. Evolución de Materiales oftálmicos: del CR-39 al Policarbonato https://www.youtube.com/watch?v=QKuuVpRiTNg • https://es.wikipedia.org/wiki/Policarbonato

 

close

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time